Mariana Minuti

Después de ser mamá quería encontrar un trabajo en el que pudiera manejar mis horarios para poder disfrutar de mi hija. Al principio fue complicado porque durante bastante tiempo seguí trabajando en relación de dependencia mientras mi pequeño emprendimiento iba creciendo. Empecé vendiéndoles a mis amigas, a las mamás del cole, a las vecinas.

Mis hermanas me ayudaron mucho: una me prestó la plata para empezar y la otra me fue armando mi primer ingreso a las redes. Con el tiempo fui descubriendo las ferias, los showroom y esa comunidad emprendedora que te apoya, te acompaña, te contiene y te da fuerzas para seguir. Hoy soy una apasionada de las joyas, me encanta diseñar y de a poco voy aprendiendo nuevas técnicas en esto que es la orfebrería.  Pero lo que mas me gusta es el contacto con las clientas, clientes y feriantes.

Amo lo que hago porque además aunque trabajo muchas horas y no tengo horario de entrada ni salida, puedo estar en mi casa, llevar a mi hija conmigo a una feria y trabajar de lo que me gusta no tiene precio. Pero lo mejor es que si no bajas los brazos siempre se puede crecer y salir adelante.

  • Medios de pago
  • Efectivo
  • Transferencia bancaria
  • Mercado Pago