Cecilia Manjon


Desde mi infancia existió una estrecha relación con el vidrio, como decían mis padres, prácticamente nací entre vidrios. Mi familia tenía un taller donde se hacían marcos para cuadros, y trabajos en vidrio varios. Así que crecí entre espejos, escuadras y herramientas para trabajar este preciado material. Yo siempre quería ayudar, insistí con aprender el oficio, quería aprender todo lo que pudiera y ese material tan duro como transparente me fascinó desde las primeras etapas de mi vida. No era un elemento amable, era tan noble como desafiante y peligroso, no pocas cicatrices me quedaron de mis primeras experimentaciones, prácticamente se convirtió en parte de mi destino; noté que podía expresarme a través del vidrio, jugando y creando objetos con una impronta más artística.

Frío, calor, transparente, reflectante, todos los estados que puede atravesar y la técnica aprendida me permitió desarrollar. El manejo técnico que aprendí en la escuela municipal del vidrio de Berazategui y la práctica trabajada durante largo tiempo, me llevó a perfeccionar la expresión en obras e involucrarme aun más en la búsqueda y experimentación de posibles trabajos en vidrio.

  • Horario
  • Horarios a convenir, envíos de forma particular o a través de e-pick.
  • Medios de pago
  • Efectivo
  • Transferencia bancaria
  • Mercado Pago